GRANADA es noticia
La casa de las mamparas
Publicidad

La estación experimental del Zaidín “mira” a Europa para investigar y formar a profesionales

El centro de investigación perteneciente al CSIC recibe cerca de 500.000€ de fondos europeos para investigar y formar a 2 nuevos investigadores

Investigadores e investigadoras de 12 instituciones científicas europeas y 6 empresas se reúnen esta semana en Granada para discutir los progresos del proyecto MiRA (Microbe induced Resistance to Agricultural Pests). El proyecto ha sido financiado por el programa Marie Sklodowska-Curie de fondos europeos del horizonte 2020. La investigadora María José Pozo, junto con Emilio Benítez, es la responsable de la aportación española desde la Estación Experimental del Zaidín (CSIC), único centro de investigación de nuestro país participante y en el que se llevará a cabo parte de la investigación del proyecto además de la formación de dos estudiantes de doctorado.

El encuentro que se llevará a cabo en Granada forma parte de la formación que recibirán estos 15 jóvenes investigadores y será completado con otros 3 encuentros en Escocia, Noruega y Dinamarca.

Igual que sucede en nuestro intestino, donde residen gran diversidad de microorganismos beneficiosos importantes para nuestra salud, las plantas viven íntimamente asociadas a multitud de microorganismos. Muchos de ellos viven en las raíces de las plantas y algunos pueden mejorar los mecanismos de defensa de las plantas frente a insectos que las atacan tanto en la raíz como en las hojas. A ese efecto se le ha denominado Resistencia inducida por Microorganismos (Microbe-induced Resistance – MiR).

El manejo de estos microorganismos en el campo suponen una estrategia novedosa para aumentar la resistencia de cultivos frente a plagas, permitiendo una reducción del uso de pesticidas y mejorando la calidad de los productos agrícolas. Aunque conocemos este potencial, aún hay muchos aspectos que todavía se desconocen para poder optimizar la inducción de dicha resistencia. Actualmente, el reto para los investigadores y productores es identificar los microorganismos más eficaces y los factores biológicos y ambientales que influyen en el fenómeno de MIR.

El proyecto MiRA formará a 15 nuevos investigadores en aspectos de investigación básica y aplicada para conocer el mecanismo y procesos que regulan MiR y poder usarlo de manera óptima en agricultura. El resto es conocer las cepas de microorganismos, las condiciones ambientales y las variedades de plantas aptas para su uso. El objetivo final será analizar los beneficios ambientales y sociales, así como las perspectivas económicas de este tipo de estrategias basadas en control biológico. Para ello se han unido 12 instituciones académicas y 6 empresas con capacidades y conocimientos diversos y complementarios en investigación básica y aplicada.

“Es una oportunidad estupenda no sólo para buscar soluciones sostenibles para la protección de nuestros cultivos, sino también para están en contínuo contacto con otros grupos europeos de investigación especialistas en el tema, y sobretodo la mejor manera de formar investigadores especializados y futuros profesionales en este campo de investigación” asegura la investigadora María José Pozo.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.