GRANADA es noticia
La casa de las mamparas
Publicidad

Juan Santaella López: “La enseñanza tiene que servir para que los alumnos sepan convivir además de los conocimientos”

Una brillante conferencia del profesor Santaellla López sirvió de apertura al nuevo curso escolar en el municipio sexitano

Acto inaugural del curso en Almuñécar

Acto inaugural del curso en Almuñécar

“Educar no es solamente lograr que el alumno adquiera muchos conocimientos, sino también lograr, que el alumno sepa a convivir; porque una enseñanza que no sirva o no enseñe a convivir es una enseñanza baldía e incompleta”.

Así lo ha manifestado, Juan Santaella López, licenciado en Filosofía y Letras, Derecho y doctor en Pedagogía, en una brillante y gran conferencia que este viernes ha impartido en el acto inaugural del nuevo curso escolar 2014 – 2015 en el municipio sexitano.

El acto, celebrado en el auditorio de la Casa de la Cultura y presidido por la alcaldesa, Trinidad Herrera, ha contando con una representación de alumnos y profesores y Ampas de los IES de Almuñécar y La Herradura.

Santaella, que fue profesor en el Instituto Padre Suarez de Granada, tocó durante su intervención la vida del profesor y el alumno desde su experiencia vivida desde la transición. “La vida de un profesor no se compara con nada. Es el que puede educar a alumnos para vivir. Es un privilegio donde pone parte de su vida en los alumnos. El que hace camino, en referencia a los alumnos, como decía Machado”, dijo.

El conferenciante que fue presentado por el director de la Biblioteca Municipal, Javier Sánchez y al que acompañaba el director del IES Antigua Sexi, Antonio Martín Olid en representación de la Comunidad Educativa, destacó los cambios que ha vivido la enseñanza. “Hoy la función de educar que se desempeñaba la familia o los padres, ahora ese papel lo suple la televisión, internet y todo es mundo multimedia. La autoridad se apaga en la familia y en la escuela, e incluso, añadió, se ha oscurecido en respeto a la autoridad y disminuido el esfuerzo. Este se valora cada día menos”, señaló.

Por otro lado, se refirió a las crisis familiares, que desgraciadamente se presentan con demasiada frecuencias a través de matrimonios rotos o mal avenidos, que repercute en la educación de los niños. Más adelante, apoyándose en un informe de los sociólogos, recordó que el 40 % de los padres reconocen que no saben educar y por eso lo delegan en los colegios”.

Juan Santaella fue crítico con la sociedad permisiva hasta el punto de habilitar lugares para botellones. “La sociedad no quiere enfrentarse a los jóvenes y por ello permite botellón. Esto significa que los jóvenes vayan introduciéndose en un futuro de las drogas y eso lo permiten porque no quieren enfrentarse a la juventud”, subrayó.

El profesor de Filosofía y Letras, también hizo referencia a los niños sobreprotegidos y mimados. “Un niño mimado al que no se le exige nada, esos niños después reproducen en sus vida el cuento de Petter Pan, donde no se valora el esfuerzo porque todo se lo dan hecho”.

En su intervención puso numerosos ejemplos y destacó uno donde llegó a manifestar, que “educar no es solamente lograr que el alumno adquiera muchos conocimientos, sino también lograr que el alumno sepa a convivir, porque una enseñanza que no sirva o enseñe a convivir es una enseñanza baldía e incompleta”.

Abogó por el respeto a la diversidad porque supone enriquecimiento de la persona. Educar no es permitirlo todo, sino mostrar un modelo de vida, en la familia y en la escuela. Asimismo, añadió, la enseñanza tiene que acercarse a los intereses del alumno”.

También pidió a los profesores y padres que tengan en cuenta “la exigencia, el respeto y el cariño”.

Apostó además transmitir valores que den sentido ético del vivir. “Cuando se habla en un país del capital humano, tecnológico o económico, hay que hablar de la ética. El capital ético supone que un pueblo sea muchos más solidario, más educado, y se evite el pillaje. Un pueblo ético es el que se opone al pillo, al sin vergüenza y al ladrón.”, dijo.

En la recta final de la conferencia, que se prolongó por espacio de casi una hora, destacó los valores como algo fundamental a tener en cuenta en la educación donde destacó: la dignidad personal, la solidaridad, la libertad, el respeto al otro…

Tras la conferencia la alcaldesa, Trinidad Herrera, felicitó al conferenciante por la “lección” que había impartido para alumnos, profesores y padres. “Tenemos que poner entre todos un gran empeño para que se hagan personas con mayúsculas”, en referencia a los alumnos, a los que también pidió que “aprovecharán el curso”. En cuanto a los profesores “darles mucho ánimo y paciencia” para el nuevo curso.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.