GRANADA es noticia
La casa de las mamparas
Publicidad

Granada no merece una política de barra de bar en temas tan importantes como la movilidad.

La concejal Pilar Rivas critica la actirud del equipo de Gobierno tras el pleno extraordinario
Debatir sobre un dibujo en un plano A3 ante temas que afectan a lo cotidiano del día a día de los granadinos de forma determinante es absolutamente irresponsable. No contamos con los indicadores que ofrezcan una mínimas garantías para valorar si esos cambios efectivamente mejoraran la vida de los granadaninos.

Hace semanas que solicitamos los informes técnicos que avalan esa propuesta de cambios, qué equipo de profesionales elaboran dicha propuesta, en base a qué criterios, cuál es el diagnóstico inicial del que partimos, qué problemas pretendemos resolver, qué posibles soluciones había y porque se escoge una y no otra, y un largo etcétera de preguntas sin respuesta. Granada necesita y merece una restructuración de la movilidad pensada por los mejores y lo más participada posible. Y por supuesto merece que el debate y el consenso político no sea en función a los apuntes tomados por los grupos de una propuesta presentada verbalmente.

La falta de respuestas técnicas a todas estas preguntas, pone en bandeja la creencia de que el Psoe de Granada considera el ejercicio de la democracía como si un regalo fuera, que de forma abslutista y autoritaria se responde a según qué demandas y según quien las demande, con fines electoralistas o clientelar, una creencia con un efecto perverso en la ciudadanía fruto del bipartidismo, “según quién gobierne el autobús pasará por mi puerta o no”.

Dejar el espacio vacío en el pleno es la expresión simbólica de que no se ha trabajado ni con la ciudad ni con los representantes públicos de los distintos grupos políticos, garantía de todo proceso democrático. Esto evidencia la carencia de un modelo de ciudad y de forma de gobierno, que impide una planificación democrática.

Ofrecemos nuestro apoyo al equipo de gobierno para compartir los déficits y las carencias a las que podríamos hacer frente tanto como las alternativas de respuesta, para que con las máximas garantías podamos tomar conjuntamente las decisiones respecto de la movilidad, que mejoren la vida de la ciudad. No es baladí que se exiga a mínimos el cumplimiento de los procedimientos administrativos que cualquier documento de planeamiento urbánistico requiere, con todos sus pasos, un cambio en las líneas de autobuses es un cambio sustancial y estable que cambia la vida de las personas.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.