GRANADA es noticia
La casa de las mamparas
Publicidad

El PSOE afirma que ahora solo negocia con Ciudadanos “echar cualquier sombra de corrupción” del Ayuntamiento

Oliver ha sostenido que sería “irresponsable” plantear cualquier otro asunto en estas negociaciones “sin conocer previamente qué es lo que toca gestionar”

El viceportavoz socialista en el Ayuntamiento de Granada, Baldomero Oliver, ha señalado este jueves que las negociaciones que su partido mantiene con Ciudadanos se centran en “echar cualquier sombra de corrupción” del Consistorio, algo que es “innegociable” por parte de los grupos de la oposición.

Oliver se ha pronunciado de este modo a preguntas de los periodistas después de que el alcalde en funciones de Granada, Juan García Montero (PP), haya reclamado a Ciudadanos y PSOE que hagan públicas las condiciones que están pactando para favorecer que el socialista Francisco Cuenca sea el próximo alcalde de la ciudad, de modo que quede claro que no se está entregando “ningún cheque en blanco”.

Oliver ha sostenido que sería “irresponsable” plantear cualquier otro asunto en estas negociaciones “sin conocer previamente qué es lo que toca gestionar”.

Ha aludido a la posibilidad de que el equipo de gobierno entrante tuviera que encarar el pago de “otra sentencia en Urbanismo de carácter millonario”, lo que “empeoraría la actual situación económica que padece el Ayuntamiento”.

Así, ha defendido que este tipo de cuestiones relativas a la gestión de la ciudad se traten en “un segundo momento”, cuando se conozca la situación del Ayuntamiento “en su conjunto”.

Oliver ha realizado estas declaraciones tras dar a conocer el último informe de morosidad del Ayuntamiento, que será presentado en el pleno del viernes y que señala que el periodo medio de pago a proveedores ha aumentado a 81 días.

A juicio de los socialistas, esto “sitúa al Consistorio al borde del abismo, dado que los reiterados incumplimientos económicos del gobierno ‘popular’ pueden provocar la intervención del Ministerio de Hacienda”.

De hecho, ha reconocido que “no se atreve” a adelantar asuntos relacionados con el futuro del área de Economía porque no saben lo que se van a encontrar.

“Con los datos que hay sobre la mesa y la nefasta gestión económica del PP es muy probable que tengamos hipotecados los próximos cuatro o cinco años de gobierno municipal”, avanzando que 2016 se cerrará “con toda probabilidad” con 60 millones de remanente negativo de tesorería.

Por ello, ha mostrado sus dudas sobre la posibilidad de cerrar el presupuesto para este año e incidió en que “recibir la Alcaldía de Granada es un regalo envenenado por un gobierno del PP que deja pendiente de pago tres millones de euros a la Rober de 2015, 500.000 euros de sobre gasto en TG7 y un sistema de movilidad caótico y ruinoso que lastrará las cuentas municipales”.

Con estos datos, Oliver no descarta que “el Gobierno de España o la Junta de Andalucía obliguen al futuro gobierno municipal a adoptar medidas ante la ruinosa situación y los continuos incumplimientos del PP sobre el Plan de Ajuste al que está sometida la ciudad”.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.