GRANADA es noticia
La casa de las mamparas
Publicidad

El programa de Educación de Unidad Popular, elaborado desde Granada

UP-IU ha asegurado hoy que, de alcanzar el gobierno, derogarán la LOMCE, y consensuarán las medidas y presupuestos para educación con docentes, estudiantes y padres y madres de alumnos

Presentación del programa de educación de UP

Presentación del programa de educación de UP

Minerva Alganza, miembro de la coordinadora de UP Granada, ha declarado esta mañana en rueda de prensa que el programa electoral de Unidad Popular, elaborado colectivamente, y que contó con una fase de debate y aportaciones on line del 11 al 17 de noviembre, ya ha sido redactado en su totalidad, y será presentado el próximo 28 de noviembre en Zaragoza. Respecto al apartado correspondiente a Educación, Minerva Alganza ha sido la ponente encargada de este ámbito, y ha actuado de enlace granadino en la elaboración del programa estatal. Según ha trasladado la profesora de la Facultad de Letras y Filosofía, el programa de educación definitivo, ha sido el elaborado desde Granada con las aportaciones del resto de provincias españolas.

Minerva Alganza ha señalado que, desde las líneas del programa electoral de la coalición, se proponen medidas encaminadas a la defensa de una educación “pública, universal, laica y gratuita”. Para la profesora, “la educación es un derecho fundamental que está siendo gravemente amenazado por las políticas neoliberales, y, por lo tanto, es una de las prioridades de un programa de cambio”. Así, UP-IU defenderá desde el Parlamento español una educación “que garantice la igualdad de oportunidades a toda la ciudadanía, y una escuela pública y laica, donde cualquier religión, incluidos sus actos y símbolos, quede fuera del ámbito escolar”.

El candidato número siete al Congreso de los Diputados por Granada, Alejandro Quesada, es doctorando en Economía en la UGR. Según este, las políticas llevadas a cabo por el PP “han logrado su objetivo de elitización de la educación superior, ya que de 2012 a 2014, 50.000 alumnos abandonaron sus estudios universitarios en España, 5.000 de ellos de Granada, que no podrían hacer frente al pago de las tasas”. El Real Decreto de 30 de enero de 2015 de modificación de títulos oficiales conocido como 3+2 “también persigue este objetivo, alargando el período de la educación especializada, y, por lo tanto, encareciendo los estudios, así como el requisito del B1, que también dificulta el acceso de las capas populares a la Educación”, sostiene Alejandro Quesada, para quien una de las primeras medidas que tomará UP-IU si llega al gobierno será la derogación de la LOMCE. Quesada ha manifestado que esta reforma se hizo sin el respaldo del sector educativo y estudiantil, y sostiene que la coalición electoral a la que representa consensuará con estos las medidas legislativas que persiguen. Entre ellas, la paralización de la Estrategia Universidad 2015; la derogación del decreto del 3+2, y de los acuerdos de 1979 entre el Estado y el Vaticano, y el blindaje del presupuesto destinado a Educación, “elevando progresivamente la inversión hasta alcanzar la media europea, cifrada en el 6,5% del PIB”.

En esa misma línea, Minerva Alganza ha criticado que la acción del actual gobierno en Educación “se ha caracterizado por drásticos recortes presupuestarios, por la elaboración e implantación de medidas legislativas de espaldas a la comunidad educativa y estudiantil, y por la progresiva privatización y mercantilización de la Universidad Pública”. Como datos, Minerva Alganza apunta que los presupuestos generales de 2015 “bajaron un 90% la asignación a la educación compensatoria, es decir, la destinada a alumnos con problemas de aprendizaje o necesidades de integración”. En cuanto a los presupuestos para la Universidad, desde 2010 se han ingresado 1523 millones de euros menos, “mientras que el coste de los estudios para los estudiantes universitarios se ha incrementado: los universitarios españoles pagan de media el 20% del coste de sus estudios frente al 16% que pagan en otros países europeos. Por otro lado, los precios mínimos de los máster han aumentado un 43% desde su implantación hace cinco años”, según denuncia Alejandro Quesada. Respecto a las becas, Quesada alude al endurecimiento de los requisitos de acceso a estas, y añade que “solo durante el curso 2013-2014 el recorte en becas ha sido de 75 millones de euros”. Además, UP-IU denuncia que entre 2012 y 2014, 5.669 profesores y 2.455 trabajadores de administración y servicios en universidades fueron despedidos, y califican de “ridícula” la tasa de reposición del 10%.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.