GRANADA es noticia
La casa de las mamparas
Publicidad

Detenido un empresario e investiga a 76 personas por fraude a la Tesorería General de la Seguridad Social

La investigación policial de la denominada “Operación Alazán” se inició tras recibir un escrito judicial a través de una denuncia del Ministerio Fiscal por un escrito procedente de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Granada

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un empresario y e identificado a 76 personas, a los que se les atribuye la presunta autoría de defraudar a la Tesorería General de la Seguridad Social consistente en dar de alta de manera ficticia mediante contratos laborales falsos a estas personas.

Las investigaciones se iniciaron tras recibir un escrito de un juzgado de Granada por una denuncia del Ministerio Fiscal a raíz de un escrito procedente de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Granada. Mediante dicho escrito judicial, se solicitó al Grupo de Delincuencia Económica que se identificara totalmente a las personas denunciadas y se practicaran las diligencias de toma de declaración como investigados.

Los hechos, investigados en primera instancia por la Fiscalía y posteriormente por un juzgado de Granada, consistieron en dar de alta de manera ficticia, mediante contratos laborales falsos o simulación laboral con los que se declaraba una serie de jornadas laborales trabajadas que realmente no lo habían sido en el Régimen Agrario de la Seguridad Social, y obtener así diversos beneficios tales como cobrar la correspondiente prestación por desempleo o conseguir beneficios referentes en materia de extranjería al computarse las altas laborales como tiempo de residencia en el país. El empresario podría haberse beneficiado recibiendo algún pago por parte de los trabajadores.

Al parecer los trabajadores no se identificaban como profesionales para la realización de las actividades para las que eran contratados (podador de olivo, tractorista, etc.), no pudiendo alguno de ellos siquiera precisar el trabajo realizado. Igualmente, los trabajadores tampoco podían identificar el centro de trabajo donde supuestamente se habrían prestado los servicios, ni los días trabajados.

Todos los supuestos empleados presentaron en las Inspecciones efectuadas por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social el mismo modelo de contrato de trabajo, partes de altas y bajas y recibo de finiquito. Incluso desconocerían la cantidad cobrada por sus trabajos.

Por el momento han sido detenidos 68 de estos presuntos falsos empleados y no se descartan nuevas detenciones.

Este empresario tampoco habría pagado las cuotas derivadas de las altas ficticias en la Tesorería General de la Seguridad Social con el consiguiente perjuicio económico a la Seguridad Social.

La defraudación se calcula en unos 450.000 euros.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.